Sin título
Para sanar una herida, hay que dejar de tocarla.
(via efimerabelleza)